Uber: víctima o verdugo.

> Actualidad

Uber, la plataforma online que pone en contacto conductores y pasajeros recibe un nuevo golpe en su contra.

Des de que empezó a prestar sus servicios Uber no ha estado exempta de polémica siempre enfrentada con otros colectivos del mismo nicho de mercado. Llegando incluso a su prohibición en ciudades como Barcelona.

El abogado general del Tribunal de Justícia de la Unión Europea se ha pronunciado hoy sobre la denúncia interpuesta por un colectivo de taxistas de Barcelona.

> Antecedentes

Uber nació en 2009 y llegó a España en 2014. Actualmente está en 600 ciudades. La denúncia que inció el proceso que ha dado lugar al pronunciamiento del TJUE fue interpuesta en 2014. De modo que la polémica no se hizo esperar.

Los motivos fueron que los conductores que trabajaban para la plataforma lo hacían sin cumplir ningun tipo de regulación. Por ello, el resto de conductores que prestaban el mismo tipo de servicio (los taxistas) bajo unas exigentes condiciones legales, se quejaron.

> ¿Qué dice el abogado general del TJUE?

El abogado general del TJUE ha dado hoy su opinión acerca de qué es ésta plataforma y por tanto, cómo se le debe tratar.

En su pronunciamiento el abogado general ha considerado que Uber, sin dejar de ser una plataforma virtual, es asimismo, un servicio de transporte. Considera que no es un simple intermediario entre conductores y pasajeros, sino que su actividad principal es la de prestar un servicio de transporte de usuarios.

Por ello, se podría considerar que siendo cierto lo anterior, la plataforma no podría operar sin cumplir con la ley sobre transportes. Sin embargo este no es el objeto sobre el que debe pronunciarse el TJUE.

Finalmente otro de los elemenos que hace posicionarse al abogado general es que Uber hace más que de pasarela. Considera que Uber no es un simple intermediario. En cambio se valora que Uber decide e influye sobre sus conductores.

> ¿Qué dice Uber?

La plataforma siempre se ha querido mostrar como un enlace y nunca como un prestador de servicios de conductores. Ha querido presentarse como una opción más de transporte dentro de las ciudades. Como una pasarela entre usuarios y conductores. Y así sigue defendiendose.

Sin embargo, también han sido precabidos y han tomado medidas. Uber informa que todos sus conductores tienen licencias VTC (alquiler de vehiculos con conductor). Con ello expilcan que se decante la sentencia hacia un lado o hacia el otro no cambirá la forma en la que hacen las cosas porque ya lo están haciendo bien.

> Conclusiones

El enfrentamiento entre taxistas y sevicios como Uber y otras plataformas similares, está servido.

Por un lado, cualquier plataforma vitual que preste servicios más allá de los de la sociedad de la información, tendrá que tener en cuenta las normativas que les afectan. Sea la de consumidores, sea la de transportes, sea la que sea. La forma en que prestas el servicio (online/offline) afecta solo en parte, puesto que al final, en la gran mayoria de casos simplemente se trasladan los negocios analógicos a Internet.

Por otro lado, muchas plataformas virtuales son ideas brillantes, que se les ocurren a unos pocos, y que sacan los colores a normativas obsoletas o que cuestan de encajar en la sociedad actual. En ocasiones convendria más encajar las piezas para que con nuevas regulaciones se beneficiara tanto a las nuevas plataformas como a los negocios que ya existian, en lugar de bloquearlos.

Seguirán naciendo nuevas ideas de negocio que si no se las hace encajar se encajarán solas.

Veremos como acaba este caso pues falta ahora que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie.

 

 

Uber: víctima o verdugo.