Regtech vs. Legaltech

Con el aumento del uso y desarrollo de las tecnologías en la actualidad se han creado nuevas formas de actuación adaptadas en todos los ámbitos. Así, han nacido las regtech y las legaltech. Se trata de dos ámbitos de negocio que, aunque puedan confundirse, son vertientes distintas pero complementarias entre ambas. En concreto, se trata de dos tipos de startup que pretenden responder a las necesidades legales y regulatorias de una entidad en el ámbito actual.  

Pero ¿exactamente que es cada uno de éstos conceptos? 

Regtech 

Las regtech son empresas de base tecnológica que tienen por objetivo mejorar los parámetros de cumplimiento normativo en las empresas. En concreto, son negocios que utilizan la tecnología más reciente (como el blockchain, inteligencia artificial y Big Data, entre otros) con el fin de automatizar las actividades relacionadas con la protección de datos o la firma digital.  

El resultado es la optimización de los procesos, una mayor eficiencia empresarial y un elevado nivel de atención a los clientes. En definitiva, se pretende el cumplimiento adecuado de las exigencias legales. En especial, en materia de protección de datos.  

Beneficios: 

Los beneficios que suponen para las empresas que utilizan la tecnología regtech son los siguientes:  

  • Reducción de los costes operativos al estandarizar y simplificar los procesos involucrados. 
  • Modelo sostenible y escalable de negocio que permite una modernización de la empresa y una rentabilidad más estable. 
  • Cultura preventiva más profunda y efectiva ante la incorporación de avances tecnológicos constantes con grandes cantidades de información.  
  • Mayor capacidad de adaptación a las nuevas normativas del sector.  
  • Integración de áreas estratégicas: gobernanza, contingencia, reporting y control.  
  • Mayor eficiencia y cumplimiento gracias al manejo apropiado de la información recibida mediante procesos automatizados. 
  • Mayor efectividad de la empresa en materia de compliance y transparencia. 

Legaltech 

Las legaltech son aquellas empresas que utilizan dicha tecnología para la prestación o la comercialización de servicios legales. De manera que su finalidad es ayudar a las compañías a automatizar y mejorar sus servicios; pero también a los clientes a conseguir de manera más rápida y fiable los encargos legales necesarios. Así pues, supone la unión de dos mundos –el jurídico y el tecnológico- para conseguir crear sinergias entre ellos a efectos de mejorar los servicios prestados.  

Beneficios: 

Algunos de los beneficios que supone para una entidad del sector legal que hace uso de la tecnología legaltech son los siguientes:  

  • Renovación y digitalización necesaria del sector.  
  • Mayor optimización de la gestión de datos.  
  • Mejora de los procesos de trabajo de los abogados, despachos y administraciones públicas entre otros sectores legales.  
  • Reducción del tiempo y de los costes.  
  • Redacción de contratos estándar   
  • Mejora y rapidez en la revisión de jurisprudencia 

Las diferencias entre ambos modelos 

Es importante recalcar la función que realiza cada tipo de startup para así poder garantizar su efectiva aplicación. Así pues, cuando hablamos de legaltech nos referimos al uso de las TICs con el fin de ofrecer servicios jurídicos puntuales. A través de la tecnología permiten agilizar la adaptación y especialización de las distintas entidades en relación a la normativa vigente. Por otra parte, las regtech tienen como finalidad el uso de las tecnologías de la comunicación e información con el fin de garantizar que las compañías utilizan las nuevas facilidades tecnológicas dentro de los parámetros regulados por la ley. En conclusión, dos ámbitos distintos pero complementarios entre ellos. La unión que permite adaptarte a los incesables cambios actuales.

Regtech vs. Legaltech