INFLUENCERS Y PUBLICIDAD: EL NUEVO CODIGO DE CONDUCTA

Por Júlia Bacaria, CEO de Global Legal Data

Introducción

La palabra influencer, muy integrada en nuestro vocabulario, se asocia a redes sociales, a comunicación y en los últimos tiempos a publicidad.

Las marcas han sabido ver que una de las mejores formas de llegar al público, sobre todo joven, es entregar sus productos a estas personas cuya cercanía y empatía con sus seguidores hace que se incrementen sus ventas.

Sin embargo, las comunicaciones comerciales y la publicidad están reguladas, aunque no exista una normativa que regule específicamente la publicidad en redes sociales. Pero hasta ahora, parecía que, bajo el manto de las colaboraciones y la creación de contenidos de tipo personal mezclados con otros de testeo de productos, no se aplicaban estas normativas con el mismo rigor.

Por ello, la Asociación Española de Anunciantes (AEA) y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL), con el objetivo de promover la publicidad responsable, han creado el “Código de conducta sobre el uso de influencers en la publicidad” que empezará a ser de aplicación el 1 de enero de 2021.

Contenido del Código de Conducta

Este código recoge un conjunto de reglas que vincularán a empresas socias de la AEA y a AUTOCONTROL y a los influencers y otras empresas que se adhieran voluntariamente al código. Además, se publicará la relación de empresas e influencers adheridos al código. Además, se creará una Comisión de Seguimiento que se ocupará de controlar la eficacia del código.

Van a estar dentro de este control todas las menciones o contenidos publicitarios, definidos como:

  • aquellas publicaciones dirigidas a la promoción de productos o servicios.
  • aquellos que sean divulgados en el marco de colaboraciones o compromisos recíprocos a cambio de una contraprestación por parte del anunciante o representantes.
  • aquellos en que el anunciante o sus agentes ejerzan un control editorial sobre el contenido divulgado.

Cuando se publique este tipo de contenido, los usuarios deberán saber que se trata de publicidad, por lo que se deberá incluir en la publicación, compartición o repost, una mención explícita y clara como incluir palabras del tipo “publicidad”, “publi”, “patrocinado”, etc.

Para facilitar la comprensión, en un anexo se recoge un listado de las recomendaciones sobre cómo indicar y ubicar la mención de publicidad en función de la red social.

Conclusiones

El objetivo de este código es reducir los riesgos de la publicidad encubierta en las publicaciones y contenidos de los influencers.

Sobretodo las empresas que trabajan con influencers para publicitar sus productos deberán promover su adhesión a este código o en todo caso el cumplimiento de las obligaciones previstas para garantizar el cumplimiento del principio de autenticidad en las comunicaciones comerciales.

INFLUENCERS Y PUBLICIDAD: EL NUEVO CODIGO DE CONDUCTA