Ecommerce: ¿qué requisitos debo cumplir?

Los ecommerce, o tiendas online, cada vez son más populares en la sociedad. Las tiendas tradicionales están quedando obsoletas ante la nueva forma de vender al público con la creación de una tienda online. Una forma fácil, ordenada y muy rápida de comprar y vender productos. Así pues, en este post vamos a tratar los temas esenciales de esta nueva forma de actuar.  

¿Qué es una tienda online? 

Un ecommerce puede ser descrito como la distribución, venta, compra, márquetin de productos y servicios, así como el suministro de información que se realiza a través de Internet. Por tanto, no es necesario para su transacción la presencia física de las partes. Sino que todo funciona de manera digital.  

Las características generales  

Es esencial tener en cuenta que se pueden realizar todo tipo de actividades a través de una tienda online, ya que dicha posibilidad está abierta a todo tipo de negocios. Ahora bien, hay un seguido de aspectos clave que se aplican por igual a todo el mundo. Estos son: estabilidad, seguridad, soporte y escalabilidad.  

  • Estabilidad: la plataforma tiene que estar operativa todos los días del año y las 24 horas que tiene el día. Dicho requisito puede parecer irrelevante pero su no aplicación puede causar grandes problemas en cuanto a reputación de la marca y perdida de ventas. Por tanto, ante “caídas” de la página web, errores en los servidores y otras incidencias posibles es necesario actuar al instante. 
  • Seguridad: es el segundo requisito esencial para conseguir el éxito de nuestra tienda online, ya que un comercio inseguro que ponga en riesgo la seguridad de los usuarios puede llevar a muchos problemas. Debemos tener en cuenta que los usuarios están transmitiendo datos personales una vez realizan la compra, una información que debe ser tratada acorde con la ley y la prudencia.  
  • Soporte: la plataforma debe ser capaz de proporcionar el servicio esperado. Esto es, poder observar todos los productos debidamente, de manera visual y fácil de entender. Además, que sea sencillo poder contactar con la tienda ante posibles problemas o dudas. También es esencial que la información sea ofrecida en varios idiomas, etc.  
  • Escalabilidad: es vital asegurar que nuestra tienda online va a tener un futuro, es decir, que va a poder crecer e ir aumentando los servicios ofrecidos. La plataforma, pues, debe de estar preparada para asimilar y absorber el crecimiento.  

Requisitos legales para su formación 

Es de elevada importancia tener en cuenta los requisitos que impone la ley para la creación de una tienda online. Unas reglas que debemos cumplir des del primer momento para así evitar posibles sorpresas futuras. Así pues, estas son: 

  • Darse de alta en Hacienda Pública: recordemos que nuestra tienda online sigue siendo una actividad comercial y como tal, debe darse de alta en Hacienda. Así pues, deberemos comunicar que empezamos una actividad comercial y pagar las tasas del modelo correspondiente. 
  • Darse de alta en la Seguridad Social o no: como regla general, la persona que monta una tienda online es considerada como un autónomo, de manera que deberá de darse de alta en la Seguridad Social, o lo que es la mismo, en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).   

Leyes a cumplir en su actuación 

Las leyes son de obligado complimiento, y así también lo son para las tiendas online. Así pues, es muy relevante tener en cuenta la normativa de un seguido de leyes. Ya que su incumplimiento puede llevar a seberas sanciones. La mayoría están relacionadas con la privacidad y derechos de los usuarios. Éstas son: 

  • Ley de Cookies: a grandes rasgos es vital cumplir con el requisito de notificar a los visitantes de nuestra tienda online del uso de cookies en la plataforma. Así pues, es necesario informar al usuario del tipo de cookies que contiene la tienda online. Como también, del uso que se le dará a la información que almacenan y la posibilidad de aceptar dichos términos. Su incumplimiento puede conllevar multas de entre 600-600.000 euros.  
  • Ley de Comercio Electrónico: todo negocio electrónico debe contener el famoso “Aviso Legal”, además de orecer una información muy relevante a los usuarios como son el nombre de la empresa, domicilio social, NIF, correo electrónico, etc. Una información que deberá estar muy visible en la plataforma.  
  • Ley del comercio minorista: una ley que básicamente obliga a los vendedores a poner a disposición del usuario las características del producto que ofrece, así como su proceso de compra. Hablamos de: características del producto, precio y gastos de envío, forma de pago, plazo de entrega y derecho de desistimiento. 
  • Ley de protección de datos: nos referimos al nuevo Reglamento General de Protección de Datos del año 2016 que supuso un endurecimiento a nivel europeo de la legislación que pretende proteger los datos de los usuarios. Así pues, su complimiento es vital. En España, para adaptarse a la nueva normativa, se ha creado la nueva LOPD, la cual impone a cualquier ecommerce (y todo tipo de empresas que hace uso de datos personales) la obligación de hacer constar: nombres, teléfonos, NIFs, correos electrónicos, números de cuentas, etc. El consentimiento del cliente se ha vuelto un aspecto esencial en toda relación. A grandes rasgos, para cumplir con la normativa debemos adaptar lo expuesto en la ley en la plataforma de venta, redactar la página de privacidad de datos y avisar a la Agencia de Protección de Datos.

Principales plataformas ecommerce del momento  

En la actualidad podemos encontrar una gran variedad de plataformas que permiten iniciar una tienda online. Ahora bien, las más destacadas son: 

  • Prestashop: surgió el 2007 y permite una instalación muy rápida y un uso muy sencillo. Algunas de sus ventajas es el hecho que es gratis, permite una multitud de módulos para ampliar sus posibilidades y mejorar el ecommerce acorde con los cambios sociales. Además, permite el multilenguaje, entre muchas otras funcionalidades.  
  • Magento: es uno de los sistemas más potentes que existen en la actualidad, así como el más demandado. Ahora bien, su uso es bastante complicado por lo que es adecuado contar con la ayuda de alguien especializado en el tema. 
  • Woocomerce: se trata de un plugin para ecommerce de WordPress, una de las plataformas más utilizadas del momento. Es la plataforma ideal para proyectos pequeños, esto sería aproximadamente tiendas de un máximo de 300 artículos.
  • Shopify: es un sistema online que no se encuentra alojado en ningún servidor. Se trata de una plataforma sencilla que permite su personalización. Ahora bien, no es gratuita, sino que tiene un coste mensual cuya cantidad varía en función del pack comprado. 
  • Amazon: es considerada como la tienda más grande del mundo, y resulta que cede un espacio de su infraestructura a personas que quieren montar su propia tienda online. Una plataforma muy sencilla con una potente estructura que aporta muchos beneficios. 

Conclusiones 

Sin duda, el ecommerce es una nueva tendencia que puede ser muy útil para conseguir un consumo rápido y eficiente. Pero es esencial cumplir con la normativa y requisitos de constitución existentes para evitar posibles multas en un futuro. Aunque a veces las prisas para abrir cuanto antes la tienda puede hacer irrelevantes el cumplimiento de algunos requisitos. Es necesario recordar que todos son obligatorios y que las multas pueden llegar a grandes cantidades. Hacerlo bien des de un principio es básico para tener éxito y continuidad en el futuro.  

Ecommerce: ¿qué requisitos debo cumplir?