Cómo proteger los modelos de negocio en Internet

> Presentación

Las empresas que operan en Internet, ya sean consolidadas o startups, están expuestas a una mayor vulneración de sus derechos. Dicha cosa no ocurre con aquellas que operan en el mundo físico. Y además, corren también un riesgo más elevado en caso de incumplimiento de sus obligaciones. Todo ello está motivado por su exposición en la red. Así pues, a continuación mostraremos algunos consejos de cómo proteger los modelos de negocio en Internet.

> Protección de los activos de los modelos de negocio en Internet

Los modelos de negocio en Internet de estas empresas necesitan proteger los activos que les permiten actuar en el universo de los negocios electrónicos:

  • Es preciso proteger la marca de la empresa y el copyright de los productos y servicios que comercializan a través de sus webs, apps o plataformas tecnológicas. Como también, proteger los derechos de imagen en las webs y en las aplicaciones para dispositivos móviles que utilice o comercialice la empresa y que sean accesibles para los usuarios.
  • La seguridad jurídica en la comercialización de productos y servicios en Internet exige una adecuada redacción de los contratos y de las condiciones generales de contratación. 
  • Es importante evitar que las webs y las aplicaciones para dispositivos móviles incumplan las normas para tener presencia en Internet. Esto se consigue identificándose como prestador de servicios de la sociedad de la información. Como también, redactando unos términos de uso y acceso a webs y a aplicaciones adecuadas e inteligibles. 
  • Las empresas deben proteger los datos personales de sus clientes, contactos, proveedores, trabajadores y socios de acuerdo con la legalidad, como principios de seguridad y calidad en la prestación del servicio. 

> Nuevas normativas

En el próximo año 2018 se empezarán a aplicar dos nuevas normas europeas. Éstas son el Reglamento General de Protección de Datos y el Reglamento sobre Privacidad y Comunicaciones Electrónicas, de aplicación directa y específica a los modelos de negocio en Internet: 

  • El RGPD constituye un nuevo modelo de cumplimiento de los principios de protección de datos. Se basa en el auto regulación y en la rendición de cuentas. Y además, otorga nuevos derechos a los interesados, de aplicación a la gestión de la información personal en el mundo digital.
  • El Reglamento e-privacy ofrece novedades en materia de comercio electrónico, del régimen aplicable al envío de comunicaciones comerciales electrónicas, de instalación de cookies y tecnologías similares. Como también de la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet.

> Conclusión

Las empresas que estén preparadas para la implementación de la nueva legislación serán más seguras. Estarán más protegidas de riesgos de ataques a sus activos digitales y de incumplimientos legales. Por lo tanto, podrán ofrecer calidad y seguridad a sus clientes y usuarios. Además, también podrán evitar graves sanciones económicas en caso de infracción y daños a su reputación corporativa.

Cómo proteger los modelos de negocio en Internet