Big Data en las PYME

Presentación

El Big Data ya es una realidad en nuestra sociedad y se encuentra presente en todos los sectores, especialmente en el ámbito de la economía. Recordemos que el Big Data trata de grandes volúmenes de datos que las empresas recopilan y almacenan y que les son muy útiles para conocer de patrones de comportamientos de sus usuarios.

Haciendo un poco de memoria, el concepto cobró impulso a principios de la década del 2000 cuando Doug Laney estableció una definición del término a través de las conocidas tres Vs:

  • Volumen: las organizaciones recopilan grandes cantidades de datos que provienen de diversas fuentes.
  • Velocidad: los datos son transmitidos a una velocidad inmensurable y se deben distribuir de manera oportuna.
  • Variedad: los datos son recibidos en toda clase de formatos –correo electrónico, video, audio, transacciones, etc.-.

De este modo, las empresas recopilan a diario información, por no decir ingente información de sus usuarios para así conocer sus modelos de comportamiento y poder actuar en consecuencia. Una técnica que, hoy en día, se ha convertido en un bien imprescindible para cualquier compañía que quiera impulsar su negocio. Al fin y al cabo, quien manda es el consumidor y el hecho de tener en cuenta sus preferencias será vital para conseguir el éxito de nuestros productos.

Ahora bien, es muy relevante recordar que para que el Big Data sea una realidad y funcione, no es suficiente la simple recopilación de datos, sino que la fase de almacenaje es vital. Esto es, la necesidad de clasificarlos, ordenarlos y estar al día de las novedades tecnológicas para poderlos gestionar.

En consecuencia, no solo las grandes empresas han decidido sumarse a dicha nueva tecnología e implementarla en su compañía. Resulta que las PYME también quieren aprovechar al máximo las herramientas existentes en la actualidad. Así pues, ellas también utilizan el Big Data, o más bien, el Small Data.

Small Data para PYMES

Las PYME también han optado para aplicar dicha técnica en su modelo de actuación. Ahora bien, es más correcto hablar de small data en vez de big data. En definitiva, se trata de la misma forma de actuación -recopilar y almacenar datos de los usuarios- pero cambiando el volumen de datos y la forma en que son gestionados en atención a las dimensiones de la empresa. Así pues, además de recoger datos y darles un valor, el small data también permite interpretarlos para conocer mejor el cliente y así diseñar estrategias personalizadas de marqueting.

En concreto, las ventajas que ofrece el Small Data son:

  • Es un sistema más económico para su implementación, ya que no es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero para almacenar la información en la nube y analizarla.
  • Existencia de varias herramientas que permiten a las PYME utilizar para small data: Google Analytics, Heatmap, Mailchimp, Alexa, etc. Por tanto, es vital elegir la más conveniente según el uso que la compañía le quiera dar.

Estrategia como factor clave

Sin duda la palabra clave para el éxito de la implementación del small data es la estrategia. Esto es, fijar un objetivo a largo plazo que la compañía deba alcanzar, y a partir de allí, hacernos las preguntas adecuadas sobre cómo debemos actuar en función de los patrones de comportamiento recopilados de los clientes. Cuanto más acertamos en las preguntas, más cerca estaremos de los datos correctos que necesitamos.

Por tanto, una vez recopilados los datos solo quedará el proceso de análisis de los datos. Dicha fase será la que transformará el dato en información útil para actuar. De manera, que cualquier miembro de la compañía podrá acceder a dicha información y tomar las decisiones de negocio que considere más oportunas para conseguir el éxito. En este punto, nos habremos convertido en una empresa data driven, es decir, una empresa muy eficaz.

Conclusiones

Podemos llegar a la conclusión que con el big data, como herramienta de gestión de grandes cantidades de información de los clientes, el consumidor pasa a ser el centro de atención. A través del conocimiento de sus comportamientos las compañías van a proceder de un modo u otro. Entender sus emociones es vital para conseguir que nuestros productos prosperen. Sin duda, es vital dedicar más tiempo en conocer a los consumidores para entender sus comportamientos y realmente implementar una estrategia que funcione. El big data es el presente y, sobre todo, el futuro.

Big Data en las PYME